Lean startup

El método Lean Startup para empresas

El método Lean Startup, desarrollado en 2008 por Eric Ries, supone un nuevo enfoque en la forma en que las empresas crean y lanzan sus productos. Esta metodología nace de la nueva realidad en la que nos encontramos y de las necesidades que surgen en esta. No obstante se podría decir que no fue creada sino perfeccionada por Eric Ries, pues el Lean Startup nace años atrás debido a otras figuras como Steve Blank, autor de The Four Steps to the Epiphany, que defendía la metodología Customer Development, de la que hablaremos a continuación y que es muy similar a la que Eric Ries nos plantea.

Lean startup

Lean startup

La base de este método es la idea de que una startup no es una empresa sino una organización temporal dedicada a crear un modelo de negocio mediante una serie de experimentos que sirven para aprender y bajo condiciones de incertidumbre extremas. ¿Qué es lo que se entiende por “organización temporal”?  Pues este término comprende desde aquellas personas que trabajan en el bajo de su casa a los profesionales de las empresas consagradas que tienen en común la misión de traspasar la incertidumbre para encontrar el camino hacia un negocio sostenible.

¿Cuál es la finalidad del método Lean Startup?

La finalidad de este método es hacer que las empresas sean más eficientes en cuanto al uso del capital y que apoyen de forma más efectiva la creatividad humana a través de diversas prácticas, las cuales ayudarían a entender qué es lo que realmente quieren los consumidores. Otra de las ventajas principales que ofrece este método es la posibilidad de cambiar y adaptar la dirección de tu empresa en apenas unos minutos en lugar de despilfarrar tiempo diseñando elaborados planes de negocio.

Como su nombre indica, “metodología” es una forma de hacer las cosas, unos pasos que hay que seguir y que no varían de un negocio a otro, aunque estos no tengan nada en común. Parece algo sencillo pero no es así, requiere mucho esfuerzo y es un camino muy duro pero hay algo que sí es cierto: el método está ahí y funciona.

Lean startup

Lean startup

¿En qué se basa esta metodología? No es en el modelo, ni en la idea ni mucho menos en el producto: es en el cliente. Él es el encargado de validar, o no, todo aquello que se encuentra en el mercado mientras el papel del emprendedor es ir amoldándose a él en base a sus indicaciones. Este modelo podría compararse con el método científico ya que como este se fundamenta en experimentos y pruebas por los que se obtienen hechos que se utilizan para validar o rechazar un modelo de negocio; la interacción con el cliente es una constante en todo el proceso del Lean Startup.

Este modelo se complementa con la intervención del Customer Development y la creación del Producto Mínimo Viable (MVP) que serán los pilares fundamentales de esta metodología.

Lo primero que tienes que hacer si quieres llevar a cabo el Lean Startup en tu empresa

Olvida el sinsentido del plan de negocios: hablamos de “sinsentido” porque consideramos una pérdida de tiempo querer anticiparse al futuro a través de una infinidad de Excel con previsiones de ingresos, gastos… Ese plan de negocios que jamás se cumple y logra tu frustración.

Una vez eliminado el plan de negocios el segundo paso será averiguar qué es lo que el cliente quiere y cuánto está dispuesto a invertir en lo que se le ofrece. No hay que intentar seducir al cliente si no darle lo que pide. Es en esta fase donde interviene el Customer Development el cual ya hemos nombrado antes, es decir, el equipo que sale a la calle para hablar con los consumidores y realizar pruebas para así modificar el modelo original según los resultados obtenidos. Para esto es fundamental actuar con rapidez, es decir, no esperar a tener nuestro producto acabado: cuanto antes podamos testear el producto con consumidores reales antes sabremos si vamos en buena dirección o si nos vamos a estrellar.

Esta metodología choca con el funcionamiento clásico en el desarrollo de productos en el que era estrictamente necesario pasar por todas las fases del desarrollo y se lanzaba el producto sin antes testearlo, esperando que se hubiese acertado en las hipótesis previas. Esta nueva organización a la hora de trabajar reduce estrepitosamente el gasto ya que desde el minuto cero estamos verificando nuestras hipótesis con los consumidores, es decir, obteniendo un conocimiento real de cómo va a calar nuestro producto. Fallar es una parte insorteable del proceso, pero cuanto antes lo hagas mejor: corregir los errores al principio no es tan gravoso como cuando el producto ya está en el mercado.

Hay que tener en cuenta que por muy exhaustiva que haya sido tu investigación con los consumidores el riesgo de equivocarte sigue existiendo mientras no lances algo al mercado. Aquí es donde aparece el Producto Mínimo Variable (MVP), que será el encargado de reducir el riesgo de incertidumbre, y el cual se puede definir como trabajar con una versión del producto con las características fundamentales y que funcione correctamente, maximizando así nuestro aprendizaje en cuanto al mercado, negocio y producto.

El Producto Mínimo Viable (MVP)

Lean startup

Lean startup

Basándonos en la metodología Lean Start Up, el desarrollo del MPV se debe hacer de forma ágil y rápida para así lanzarse pronto al mercado con un proyecto pequeño que nos permita observar el comportamiento de los clientes. Si la acogida de nuestro producto es favorable ya podemos acelerar el proceso de desarrollo según las exigencias de los consumidores hasta lanzar el producto final, hecho a medida de los clientes y sus peticiones.

Podríamos decir que este nuevo método es un ciclo que se basa en tres fases:

  • Construir: crear nuestro Producto Mínimo Viable basándonos en unas hipótesis iniciales sobre el producto que queremos comprobar en el mercado
  • Medir: establecer una serie de medidas o pautas con las que valoramos la reacción del mercado ante nuestro experimento (el MVP)
  • Aprender: gracias a estas medidas obtener cierta información con la que podemos aprender detalles que los consumidores nos aporten para continuar mejorando nuestro negocio

Es muy probable que el MVP y el producto final que lancemos al mercado tras este proceso sean completamente diferentes, y que la dirección por la que nos han llevado las exigencias de nuestros clientes no entrase en nuestros planes al principio: llegas con la idea de un monopatín y acabas construyendo un coche. Pero algo tenéis que tener claro: ese coche estará hecho a medida de los consumidores por lo que será una inversión segura.

¿Por qué Lean Startup y no la metodología tradicional?

Podríamos nombrar numerosas ventajas e inconvenientes de uno u otro y así cada uno analizaría y podría escoger, pero en este caso está claro: Lean Startup es mejor que lo tradicional. ¿Por qué? Dejemos a los números hablar por sí solos: en España lo tradicional asegura al noventa y tantos por ciento el fracaso de tu negocio en menos de 5 años mientras que, Lean Startup, disminuye esa posibilidad a menos del 40% (datos de EEUU). Dejando a un lado los números y el hecho de evitar extensos planes de negocio que no llevan a ningún lado, el Lean Startup nos permite transformar hipótesis en resultados en un tiempo muy reducido combinado con un desarrollo ágil del producto, cosa que antes era inviable.

Deducciones fiscales en i+d+i

Deducciones fiscales en I+D+i

¿Qué son las deducciones fiscales en I+D+i? ¿Sabes cómo conseguir aplicarte estas deducciones fiscales en I+D+i? Una deducción fiscal en I+D+i es una excepción fiscal, es decir, una reducción en el pago de tributos al Estado; cuyo objetivo es animar o incentivar la realización de ciertas actividades. En el ámbito de las deducciones fiscales en I+D+i, las deducciones fueron introducidas por el Gobierno de España en el año 2004 y se encuentran reguladas por el Real Decreto Legislativo 4/2004 del 5 de marzo, concretamente en el artículo 35 de la ley. Estas tienen como propósito fomentar el modelo productivo español y ayudar en el avance y mejora de la competitividad mediante la innovación.

Pero, ¿qué considera el Gobierno español como investigación?, ¿y como desarrollo e innovación?

Deducciones fiscales en i+d+i

Deducciones fiscales en i+d+i

Investigación relativa a las deducciones fiscales en I+D+i

La investigación se entiende como la búsqueda planificada cuyo objetivo es descubrir conocimientos nuevos o mejorar la comprensión de un tema concreto en el ámbito científico.

Desarrollo tecnológico

El desarrollo se comprende como la puesta en sí de los resultados de la investigación o de los conocimientos obtenidos para obtener nuevos materiales o productos o para diseñar nuevos procesos o sistemas de producción. Es decir, se trata de poner en práctica lo aprendido en la investigación.

También se considera investigación y desarrollo la creación de un nuevo prototipo no comercializable y los proyectos piloto, siempre que estos no tengan como fin la aplicación en ámbitos industriales o comerciales. Al igual, se incluye la invención de muestrarios destinados a la formación e introducción en el mercado de nuevos productos (aquellos cuya novedad sea esencial, y no solo formal o accidental). Por último, en estos términos se encuentran también aceptados la creación de softwares avanzados que lleven a un progreso significativo, o aquellos destinados a facilitar el acceso a las tecnologías al colectivo discapacitado.

Deducciones fiscales en i+d+i

Deducciones fiscales en i+d+i

Innovación tecnológica

Se considera innovación tecnológica todo aquel esfuerzo, actividad o acto  que se constituya como un avance en el ámbito tecnológico para la obtención de bienes, procesos de producción o mejoras por encima de lo ya existente y que sean diferentes a ello.

Todo aquello que no suponga una novedad científica o tecnológica de gran valor quedará excluido de estos conceptos.

Por tanto, podemos entender que el Estado apoya la búsqueda de nuevos conocimientos y productos para el avance de la sociedad en todos los aspectos, y trasmite su apoyo  a través de la facilitación del pago de tributos a aquellos emprendedores cuyo objetivo de investigación supone normalmente unos costes económicos muy altos, al igual que un nivel de riesgo elevado. O sea, el Estado invierte en investigación; el Estado le echa una mano a los emprendedores para que se animen a llevar a cabo su proyecto.

Así, podemos entender que estas deducciones fiscales suponen un esfuerzo que en realidad conllevan un bien que beneficia a la sociedad en general, para que avance hacia el futuro y mejore sus carencias o problemas.

Ahora bien, concretamente, ¿en qué afecta estas deducciones en el pago de tributos a los emprendedores?.

Beneficios empresariales de las deducciones fiscales en I+D+i

Las empresas pueden recuperar hasta un 42% de la inversión que han realizado en I+D, y en Innovación tecnológica pueden recuperar hasta un 12% de lo invertido. Aún así, tienen impuesto un límite de cuota. Este límite supone un 50%. A pesar de ello, las deducciones se pueden acumular en concepto de crédito fiscal y pueden ser aplicadas en un plazo de 18 años.

Esta deducción es compatible con las ayudas públicas y, pese a que El Estado reduce el pago de tributos, este no interviene en el proyecto; es decir, sigue teniendo total autonomía.

Por otro lado, se le asegura una total seguridad jurídica pues la entidad recibe un Informe Motivado o Acuerdo Previo de Valoración donde se establecen los términos del acuerdo. La deducción acordada no podrá superar los 5 millones de euros al año.

Esto supone una oportunidad para cualquier emprendedor que tenga una idea o quiera conseguir un objetivo en el ámbito de la Investigación, Desarrollo e Innovación tecnológica. Tiene la posibilidad de lanzarse a esta aventura de la investigación sin miedo a perder dinero o no conseguir su propósito.

Deducciones fiscales en i+d+i

Deducciones fiscales en i+d+i

Artículo sobre deducciones fiscales en I+D+i , escrito por la periodista: Marina Alcázar Ayala

 

 

 

 

¿Todavía no tienes un Entrepset?

¿A qué estás esperando para instalar y comenzar a utilizar un entrepset?

 

Vídeo de la presentación del EntrepSet

En este post podréis encontrar el vídeo de presentación del EntrepSet: Tecnología automatizada para ayudarte a comunicar al mundo, controlado desde tu teléfono móvil y emitiendo en directo en el canal de Youtube que tú elijas.

Vídeo en español:

Video in English:

Business Angels

Business Angels, tipos y su financiación

¿Qué es un Business Angel?

Un Business Angel es un inversor privado cuyo principal objetivo es el de obtener la mayor rentabilidad posible de su inversión, ya sea a nivel económico o social. Se les conoce por este nombre por un pasaje de la historia de Nueva York.

A principios del siglo XX las personas adineradas aportaban capital para ayudar a lanzar nuevas producciones de teatro en Broadway de manera que, estos mecenas, eran considerados por los profesionales del teatro como “ángeles”. También eran llamados “padrinos inversores” o “inversores de proximidad”, que son particulares prósperos y solventes, que actúan como personas físicas o como jurí­dicas y que toman sus propias decisiones acerca de la inversión.

Los Business Angels aportan capital financiero, experiencia, conocimientos empresariales, técnicos y profesionales, su red de contactos personal, o una combinación de estos factores. Generalmente esta aportación se realiza a emprendedores con nuevas iniciativas empresariales o que se hallen en las primeras fases del desarrollo de su proyecto (startups), usualmente, a cambio de participación accionaria con el objeto de obtener una ganancia futura.

La financiación a través de los Business Angels

Ya que la financiación, por medio de los cauces tradicionales, sigue sin fluir a causa de la actual coyuntura económica, la figura del Business Angel resulta, cuanto menos, relevante y a tener en cuenta, entre otras cosas, dado que los Business Angels suelen invertir en start-ups o empresas en fase de expansión.

Estas inversiones tienen un gran efecto imán para otras fuentes de financiación, ya sean préstamos bancarios o participativos, o las propias entidades de capital riesgo. Es por este motivo que los Business Angels son una muy valiosa y estratégica herramienta de obtención de capital.

¿Qué aporta un Business Angels a tu empresa?

Los buenos Business Angels, además, agregan valor a la compañía al margen de su capital. Pueden ayudar a reclutar nuevos miembros para la empresa, acercar clientes, aconsejar y orientar a los emprendedores, y ayudar a conseguir fondos adicionales.

Los Business Angels no tienden a inclinarse por un sector económico determinado, pero sí invierten exclusivamente en aquellos sectores que conocen. A diferencia de las entidades de capital de riesgo, los Business Angels invierten sus propios fondos, lo que podría ser un vínculo directo a tratar de controlar el riesgo inherente.

Este tipo de inversores intentan aportar el máximo valor y tiempo para que la empresa crezca y los proyectos prosperen. Se implican y se comprometen concienzudamente en aquellos propósitos en los que han invertido su capital. La mayor parte de esos proyectos, como hemos mencionado anteriormente, son de empresas en fase de desarrollo, en los que, normalmente, los promotores de los proyectos son nuevos empresarios, jóvenes.

Estos jóvenes carecen de práctica y experiencia en el gremio empresarial y deberán competir en mercados competitivos, y a veces beligerantes, en los que la aportación de madurez y el seguimiento personal por parte de un Business Angel es una garantía a la que los emprendedores no quieren renunciar.

¿Por qué no son mundialmente conocidos estos Business Angels?

La mayoría de los Business Angels valoran mucho el anonimato, de modo que la realización de estudios acerca del perfil y la cuantificación real de los inversores es bastante difícil de determinar. No obstante, se han podido llevar a cabo algunos estudios entre distintas redes de Business Angels que pueden ayudar a enmarcar esta figura en varias categorías.

Antes de establecer cualquier clasificación, se debe tener presente un punto importante: el aspecto cultural. Los hábitos y las formas de actuación de un Business Angel de origen anglosajón no serán los mismos que los de un Business Angel de origen latino.

Clasificación de tipo de Business Angels que existen

A partir de la observación anterior, podemos clasificar los Business Angels atendiendo a los siguientes parámetros:

  • En función de su nivel de actividad los Business Angels se pueden clasificar en:
  1. Business Angels operativos. Son aquellos que realizan más de una operación, e incluso más de una al año, con el objetivo de conseguir un determinado volumen de inversiones.
  2. Business Angels pasivos. Aunque dedican bastante tiempo a estudiar proyectos de inversión, este tipo de inversores privados todavía no han realizado efectivamente ninguna inversión en capital.

Según el rol que desempeñan en la empresa, distinguimos entre:

  1. Business Angels empresariales. Se trata de directivos o ejecutivos de empresa en activo, prejubilados o jubilados que se implican mucho en la actividad y la gestión de la empresa en la que han invertido.
  2. Business Angels trabajadores. Hablamos de directivos o ejecutivos de empresa que han querido dar un giro a su actividad profesional o que han pasado por un proceso de prejubilación y todavía desean trabajar y aportar un valor añadido constante a la empresa donde han realizado la inversión.
  3. Business Angels consultores. Son directivos, ejecutivos o profesionales que, a pesar de continuar con su actividad empresarial o profesional, quieren transmitir sus conocimientos a los emprendedores que se encuentran al inicio de su proyecto empresarial. Este tipo de Business Angel no suele aportar capital, ya que su aportación se basa en una transmisión de know-how y en una red de contactos.
  4. Business Angels financieros. Se refiere a empresarios que, aunque aportan valor a la empresa, no se implican excesivamente en su gestión, ya que básicamente su objetivo es obtener una futura rentabilidad sobre el capital aportado.

En lo que se refiere al número de Business Angels, hay que distinguir entre:

  1. Business Angels individuales. Estos inversores actúan de forma personal ya que por el volumen de inversión del proyecto empresarial, no requieren la entrada de más socios individuales.
  2. Business Angels sindicados. Se refiere a una agrupación de Business Angels que invierten de manera conjunta. Normalmente, hay un inversor principal que lidera la operación y que aporta más capital que el resto de Business Angels. No obstante, en otros proyectos en que el nivel de inversión es bastante elevado, sólo se produce una sindicación de Business Angels cuando se quiere incrementar los capitales y diversificar el riesgo personal.

¿Qué condiciones imponen los Business Angels para invertir en una startup?

Los inversores privados son muy minuciosos a la hora de involucrarse en un nuevo proyecto empresarial. Por ello buscan una serie de condiciones que puedan respaldar las posibilidades de éxito que pretenden con su inversión, en aquellas sociedades que presenten unas perspectivas de crecimiento rápido y que permitan al inversor una salida a medio plazo.

Así bien, buscan un gran equipo de trabajo, que en la medida de lo posible cuente con experiencia en el inicio de un negocio y en la industrial en la que va a operar. Por otro lado, se enfocan en los mercados en crecimiento, los cuales varían casi anualmente; seleccionan ideas que atienden a una necesidad del mercado, modelos de negocios expandibles y escalables rápidamente, buscan pruebas de la seguridad de la empresa respecto a la creación de valor, etc.

Las inversiones que realizan los Business Angels pueden ir destinadas a emprendedores que quieren poner en marcha un proyecto empresarial (capital semilla), a empresas que se encuentran al inicio de su actividad (startup) o a aquellas empresas que deben afrontar una fase de crecimiento.

Business Angels

Business concept. Isolated on white

¿En qué sectores invierte un Business Angel?

El Business Angel suele invertir en aquellos sectores que mejor conoce y a los que puede aportar más valor añadido. Además, cuanto mejor conozca el sector, mejor podrá controlar el riesgo inherente. El hecho de que los Business Angels prefieran invertir en los sectores que más dominan puede implicar que, las empresas que buscan financiación en capital y que operan en sectores altamente tecnológicos y los denominados biotech; tengan mayor dificultad para captar inversores privados.

En cambio, en los sectores más tradicionales, como son los servicios y la transformación, representan casi el 70% de los proyectos que más capital reciben en términos de financiación por parte de los Business Angels.

Según estudios realizados, las preferencias por los sectores donde se puede invertir son: la industria, el comercio, los servicios, la electrónica, las comunicaciones y la informática. Los proyectos desarrollados en el ámbito de la informática y las telecomunicaciones son los que más se ofrecen en la red, ya que de entrada son los que requieren menos inversión y en los que el principal recurso es el know-how del promotor.

Por otro lado, los proyectos enfocados a los servicios y al comercio representan un 40% del total de las inversiones. Como es lógico, los proyectos de tipo industrial o de transformación son los que menos peso tienen, solamente un 15%, dada la considerable inversión inicial que requieren, inversión que los promotores, de forma individual, no pueden afrontar en la mayoría de los casos.

Los Business Angels se profesionalizan… aún más

Actualmente, el concepto Business Angels se está profesionalizando, al mismo tiempo que se está creando un nuevo mercado de oferta y demanda de capitales. Un número cada vez mayor de inversores se están organizando en torno a redes, grupos o red de Business Angels para compartir esfuerzos y unir sus capitales de inversión.

Una de las controversias con los Business Angels, es su acceso aparentemente difícil para los emprendedores. No saben cómo ponerse en contacto con el inversor, cómo encontrarle. Desde luego, con un correo electrónico no es suficiente.

Sin embargo, gracias a las asociaciones y redes de Business Angels cada vez es más sencillo conectar a inversores potenciales con las empresas o emprendedores que buscan financiación, mediante la realización de una selección de  los mejores proyectos a financiar para cada inversor.

Business Angels

Se crean redes de Business Angels para financiar con mayor seguridad

Además, las redes de Business Angels posibilitan un marco formal para la negociación y los intercambios entre ambas partes. Este concepto de redes de inversores surge de la necesidad de los Business Angels de encontrar un canal o un medio donde poder evaluar proyectos de inversión, y a su vez, compartir sus experiencias con otros inversores y viceversa.

El primer paso para desarrollar este tipo de redes es concienciar de los beneficios y de los servicios que aportan. Tanto los inversores potenciales como los emprendedores tienen que conocer las ventajas de las redes de Business Angels. La tarea de concienciación requiere esfuerzos ininterrumpidos.

Las redes de inversores tienen mucha importancia en el proceso, ya que dedican importantes cantidades de tiempo a identificar a los Business Angels potenciales y les aportan propuestas. Estas redes pueden cooperar entre ellas, con viveros de empresas y con fondos de capital para potenciar sus experiencias y convertirse en servicios de referencia unos y otros. Esta cooperación entre inversores es el primer paso para mejorar las operaciones.

¿Cómo puedo contactar con un inversor?

No obstante, al margen de los beneficios que suponen las redes de inversores, existen otros modos muy recomendables para que se llegue a producir ese contacto entre inversores y empresarios:

  • Eventos que invitan a emprendedores para presentar su proyecto en público a varios inversores potenciales al mismo tiempo.
  • A través de las redes sociales, con especial mención a Twitter donde en ocasiones los inversores piden pitches de proyectos a través de la red social.
  • Plataformas para emprendedores que invitan tanto a emprendedores a presentar su startup como a inversores para que puedan encontrar oportunidades interesantes en las que invertir.
  • A través de blogs personales, compartiendo un contenido de valor añadido que presente por una parte el proyecto y llame la atención de inversores potenciales.
  • Y por último las recomendaciones de terceros. Es la alternativa más eficaz. Tanto en la venta como en el mundo de la inversión la confianza es uno de los factores que más se tienen en cuenta.

Artículo escrito por el periodista: Hugo Palomar Sanz

centros de negocio

Centros de Negocios, un nuevo modelo de negocio

Un “hotel de empresas”, así es como cataloga la Asociación Española de Centros de Negocios (ACN) el nuevo modelo empresarial que no ha dejado de crecer desde su inicio hace treinta años.

Los Centros de negocio como modelo de negocio

Los Centros de Negocios se consolidan como una alternativa útil frente a los alquileres tradicionales debido a: recursos humanos e instalaciones de calidad, inmediatez en su incorporación y precios asequibles. Estas son algunas de las razones para aquellos que ven en estas estructuras, el futuro de los empresarios y emprendedores.

Los Centros de Negocio ofrecen apoyo en la labor profesional y facilitan el desarrollo de los objetivos de la empresa, siendo estos los encargados de gestionar aquellos factores que son indispensables para poder llevar a cabo su actividad, pero que sin embargo no figuran entre los principales objetivos empresariales.

¿A qué nos estamos refiriendo? Hablamos de construcción, compra o alquiler de oficinas, contratación del suministro de servicios varios (teléfono, Internet, luz…), adquisición de mobiliario, compra de equipo informático y de comunicaciones, selección del personal administrativo y de gestión, trámites legales, etc.

Los Centros de Negocios están en auge en capitales de provincias como Madrid

La organización de estos centros de negocio en edificios equipados que albergan diferentes empresas y cubren las labores de gestión-administración, tiene como fin el máximo rendimiento empresarial una vez resueltas las diligencias competentes para iniciar su funcionamiento.

Frente a su principal competencia, es decir, las habituales oficinas como soporte para los negocios, los Centros de Negocio destacan por lo económico de su actividad y su éxito queda respaldado en las cifras proporcionadas por ACN.

Datos del Estudio de Mercado sobre los Centros de Negocios

Mientras que las oficinas tradicionales responden a un gasto total de 12.600€, los Centros de Negocio cubren los mismos servicios por 2.400€ anuales. El ahorro, que alcanza una cifra de hasta el 80%, se ve corroborado por el ahorro mensual de un 60% de los gastos.

Además, los datos del primer Estudio de Mercado sobre los Centros de Negocios presentado en 2014 por ACN y elaborado por Valfin Servicios Financieros, destacan que la supervivencia de las empresas establecidas en Centros de Negocios es ligeramente mayor que en la economía general, alcanzando un porcentaje del 80,4%. Mientras tanto, la demanda y ocupación de los Centros de Negocio mantiene cuotas altas oscilando entre el 60% y el 80%. Estas alentadoras cifras responden a las facilidades que dan los Centros de Negocios caracterizados por la disponibilidad inmediata en un 80% de los casos, con lo que garantiza el rápido acceso tanto a la estructura en sí como al funcionamiento administrativo de las oficinas.

Centros de Negocios en Madrid y Barcelona

2. Centros-de-negociosA partir de este estudio se determinó la localización geográfica de la mayor actividad en cuando a Centros de Negocio, siendo las  sedes Madrid y Barcelona, donde según los datos del Directorio Central de Empresas (DIRCE), están ubicadas también las entidades empresariales más relevantes. Otras ciudades del ámbito nacional en las que podemos encontrar relevantes Centros de Negocio son Valencia, Alicante, Sevilla o Málaga.

Por otra parte, se destaca el crecimiento de los Centros de Negocios en el panorama nacional frente a la aún escasa actividad de Centros de Negocios españoles en el extranjero. El auge de los Centros de Negocios nacionales, a pesar de que se defienda su carácter “anti cíclico”, está relacionado con la crisis y las nuevas «estrategias de reducción de costes» según Eduardo Salsamendi, presidente de la Asociación Española de Centros de Negocio.

Destaca como promotores del sistema de Centros de Negocio a las pymes y a los emprendedores, asegurando que «existe un sector de la economía, el de los emprendedores, que inicia su actividad con pequeñas empresas que encuentran aquí un nicho de posicionamiento y entrada en el mercado».

¿Qué futuro se le depara a los centros de negocios?

A pesar de los buenos datos obtenidos, el proyecto de Centros de Negocios no ha alcanzado aún todo su potencial, con cuotas de implantación y desarrollo mucho menores a las europeas. «No tiene nada que ver con otros países, como Inglaterra: solo en la City londinense hay más que en toda España», explica Jaime Álvarez, socio director de Valfin.

centros de negocioPara los expertos en el sector, la principal diferencia es el concepto que se tiene de este sistema empresarial: mientras que en Europa se entienden los Centros de Negocios como un servicio completo y asociado a la actividad empresarial, en España aún perdura la idea del alquiler de despachos. En el último año se ha tratado de promover la internacionalización y regulación de la actuación de Centros de Negocio españoles en otros países, así como la cooperación internacional entre Centros de Negocio y la asociación de empresas españolas con Centros de Negocio en el extranjero.

Comienza así la labor de varias asociaciones dedicadas a agrupar Centros de Negocios y promover su actuación y desarrollo internacionales. Para este trabajo contamos con entidades concretas como las Asociaciones de Centros de Negocio y con el órgano gubernamental Icex encargado de expandir la influencia de las empresas en el extranjero, de los que hablaremos más adelante.

Como conclusiones del estudio, se destaca la creciente importancia de los Centros de Negocio y el rápido avance de la demanda empresarial en este tipo de espacios, además de las beneficiosas relaciones comerciales que se obtienen a través de la participación en redes de Centros de Negocio. La necesidad de crear una legislación que regule su actividad así como la  posible constitución de los centros en entidades receptoras de eventos nacionales e internacionales del sector, son algunos de los puntos clave en esta investigación.

Internacionalización de los Centros de Negocios

Los términos ‘globalización’, ‘economía internacional’, o ‘empresas multinacionales’ marcan el presente y futuro de las actividades económicas; los Centros de Negocios españoles, pese a su reciente incorporación en el mercado, ya empiezan a fijar objetivos fuera de nuestras fronteras y a cerrar acuerdos con empresas y centros de negocios extranjeros.

La actividad producida por estos centros en el ámbito internacional suele quedar regulada por lo que se conoce como “asociaciones de asociaciones”, es decir, Asociaciones de Centros de Negocios que se encargan de gestionar las actividades de estas agrupaciones, sus relaciones entre la red de centros y la promoción de empresas españolas a Centros de Negocios Internacionales.

A continuación os presentamos alguna de las organizaciones o asociaciones cuyo objetivo es promover la influencia y actividad de nuestros Centros de Negocio en el ámbito internacional.

centros de negocio

ICEX, Exportación e Inversiones

Definida como una entidad pública de carácter empresarial, establece como su principal función la promoción de las empresas españolas y su introducción en el mercado internacional.

Con más de 3.000 servicios personalizados a profesionales y un total de 16.048 incursiones en el ámbito internacional, ICEX se posiciona como una de las opciones más seguras para aquellas empresas que tengan entre sus objetivos la incursión en el ámbito internacional.

En el año 2014, fueron más de trescientas las empresas que se embarcaron en el Programa de Inicio de la Internacionalización con resultados favorables, incluyendo 682,2 millones de euros en inversión financiera captada que generaron a su vez 2.000 puestos de trabajo.

ACN, Asociación española de Centros de Negocio

La Asociación Española de Centros de Negocio, una organización sin ánimo de lucro con 160 Centros de Negocio, ha llegado a ser la líder del sector en España. Desde 1993 se constituye como la representante de los Centros de Negocios en nuestro país llegando a ser miembro de la junta directiva de la CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) y también de CEPYME (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa).

Líder en la internacionalización de los centros españoles, ostenta actualmente la presidenta de EuroCBCA (European Confederation of Office Business Centre Associations) a través de la cuál integra todos sus centros asociados en una red de 2.000 business center en toda Europa.

OBCAI, Office Business Center Association International

La asociación OBCAI es la encargada de proporcionar información, formación y trabajo en red a sus clientes, su principal meta a largo plazo es llegar a ser la mayor autoridad en el sector de los Centros de Negocios. Cuenta con presencia en más de 400 sedes de Centros de Negocio y dispone de 26.240 oficinas de alquiler para sus clientes.

OBCAI ofrece métodos de internacionalización innovadores, dirigidos a la creación de exposiciones y ferias relacionadas con el sector, ofreciendo además una serie de contactos en 35 países con los que se comparte esta experiencia. La promoción y el éxito internacional de sus empresas y la representación de los Centros de Negocio como entidades colaboradoras en el sector empresarial constituyen sus principales objetivos.

IBC, International Business Centre

International Business Centre  (IBC)es una compañía que inició su andadura en el año 1996 en Madrid y que a lo largo de los años ha ido extendiendo su red de centros de negocios a toda España, alcanzando un total de diez y creando una sólida estructura de relaciones comerciales.

El IBC requiere una cuota de 120.000€ como inversión inicial y garantiza, al respecto, una rentabilidad aproximada del 40%. Convertirse en la asociación número uno en España es una de sus principales metas, junto con aumentar el número de sucursales en el territorio peninsular con el objetivo de crear una estructura sólida que favorezca las relaciones económicas internacionales.

CINC, Centro Internacional de Negocios de Cataluña

Originado en la década de los noventa, el CINC responde a las funciones clásicas de los centros de negocios –es decir, apoyo logístico y humano para empresas en su actividad empresarial–, aunque destaca por la novedad de su perfil internacionalista en el que queda definida como una entidad protectora de los proyectos de pymes y autónomos enfocada hacia el extranjero. Aquí puedes encontrar más sobre el CINC.

centros de negocio

Los Centros de Negocios: la tendencia en el 2016 para los modelos empresariales

La idea principal que dotó de sentido al nacimiento de los Centros de Negocio o Business Centers hace ya treinta años, ha conseguido mantenerse en el mercado a pesar de un panorama económico versátil y en muchas ocasiones inestable, quedando consolidados como una alternativa a tener en cuenta a la hora de comenzar o reestructurar la actividad laboral.

Las empresas atraídas por los bajos precios –que responden a la evidente disyuntiva entre la cantidad de proyectos frente a la escasez de recursos para llevarlos a cabo–, encuentran en este nuevo modelo las ventajas que ofrece la integración de varias empresas en la creación de un ambiente innovador y multidisciplinar, así como las facilidades y garantías que presenta el sistema administrativo.

Se prevé que en el futuro los horarios laborales sean mucho más flexibles y que por tanto, la mayoría de profesionales pueda trabajar sin necesidad de trasladarse a las instalaciones de la empresa. El modelo tradicional de oficina acabará siendo sustituido por espacios de trabajo y coworking más relajados, alejados del clásico ambiente empresarial y creando alternativas más distendidas y saludables.

El trabajo en los Centros de Negocios quedará reservado a visitas puntuales para reunirse con un cliente o compartir ideas con otros empresarios a través de espacios de coworking que favorezcan el intercambio de iniciativas y al establecimiento de acuerdos comerciales.

Las nuevas tecnologías juegan un papel imprescindible en el futuro del mundo empresarial, y serán las encargadas de trasladar la actividad desde los centros físicos a Centros de Negocio Virtuales, una posibilidad que ya está en marcha y se anuncia como un sistema referencial en este ámbito.

Artículo escrito por la periodista: Nerea Balinot.

 

 

 

 

 

Startups

Startups y sus formas de financiación

En muy poco tiempo, la expresión: “La palabra startups no está en el diccionario” dejará de existir puesto que las compañías denominadas startups han proliferado en los últimos años, a partir de la  evolución positiva en lo relativo a la financiación de estas empresas. Destacando por su rápido crecimiento y elevado potencial en sus etapas iniciales.

Aunque tengan bastante riesgo en la fase de crecimiento, son empresas que, generalmente, tratan de explotar nichos de mercado con potencial alto en un tiempo delimitado, con la idea de escalar rápidamente hasta convertirse en un negocio rentable.

Para poder valorar una startup, como regla general, la valoración se establece de acuerdo con el retorno que el inversor quiera conseguir. Si la ronda de inversión es de 1 millón de euros y los inversores quieren tener un retorno multiplicado por 10, por lo que en la valoración es posible que se fije en 10 millones de euros.

¿Buscas inversores para tus Startups?

Actualmente, estas empresas cuentan con herramientas muy consolidadas como: los préstamos que conceden instituciones públicas como el CDTI o Enisa, fondos privados nacionales o internacionales  de empresas en etapas tempranas o Venture Capital, que cada vez están más presentes en nuestra sociedad; Business Angels, aceleradoras o las plataformas Crowdfunding que están en pleno crecimiento.

Estas estrategias son semejantes al denominado: “Spray and pray”, ya que la metodología consiste en hacer inversiones pequeñas en muchas compañías. En muchos casos, este tipo de ideas han llevado a pensar que estas acciones podrían ser una especulación pura y dura, pero nada más lejos de la realidad. Es por ello que, la mayoría de los inversores prefieren asumir muchos pero pequeños riesgos con positiva rentabilidad o retorno, en lugar de uno grande con enormes posibilidades pero más inciertas, lo que lleva a invertir en startups.

Startups

¿Cómo obtienen financiación las Startups?

La obtención de financiación es una de las mayores preocupaciones de los emprendedores ya que depende de los requisitos que estipule el inversor, pudiendo condicionar las expectativas del empresario. Todo empresario debe buscar un tipo de inversor adecuado a lo que su compañía oferta, desarrollando una estrategia que siga los criterios de su modelo de negocio. Así se demuestra que tanto él como el emprendedor y su equipo, son excelentes profesionales para  compartir  la idea, exaltando que su dinero es fundamental para poder emprender la misma. En definitiva: “conquistarles”.

Resulta sorprendente la gran cantidad de posibilidades de financiación que encontramos en pleno crecimiento en estos últimos años, con respecto a años atrás. Aunque también es cierto que la financiación bancaria, no es exactamente la que más ha evolucionado. La financiación pública ha experimentado un gran cambio para las startups en España y Latino América, destacando como inversores: el CDTI y Enisa mencionados anteriormente en España o  programas de innovación e impulso para las startups en muchos países de Latino América.

Esta financiación suele realizarse a través de préstamos y subvenciones que posteriormente se deberán devolver, habiendo cada vez más exigencias ante las garantías. La financiación bancaria, a partir de la crisis liderada por el sector bancario, brilla por su ausencia aunque aún podemos encontrar algunos programas relacionados con el emprendimiento.

StartupsLos Business Angels han ido perdiendo protagonismo en el sector ya que muchos de ellos han dejado de invertir de forma particular, y se han profesionalizado; otros se están agrupando a través de entidades como AIEI  y Seedrocket. Las plataformas de Crowdfunding se encuentran en apogeo ya que se plantea como la mejor forma de validar y simplificar una idea y sus metodologías –como el método Lean StartUp–, a través de la preventa en internet. En estas plataformas, son los usuarios quienes demostrarán el interés real por el producto y la posible demanda que puede llegar a existir.

Estas plataformas de financiación permiten simplificar enormemente el proceso de obtención del dinero, dando prioridad a la parte de desarrollo y de ventas, haciendo un marketing viral y pudiendo materializar ideas mágicas; como por ejemplo la creación de la Ostrich Pillow, la almohada para descansar en aeropuertos y oficinas. Lo que destaca de este nuevo modelo de financiación, es la libertad que se ofrece frente a los inversores privados, a los cuales todo empresario debe ceder la mayor parte de su negocio, rompiendo el sueño emprendedor de ser dueño de tu propia empresa.

Por último, una de las opciones más atractivas es la de invertir en capital de riesgo, el inversor de riesgo pertenece a una entidad especializada, aportando capital de forma temporal y minoritaria a empresas no financieras, no inmobiliarias y que no coticen en primeros mercados de valores. Cuanto mayor sea la cartera de inversiones dentro de esa empresa de capital de riesgo, mayor será la posibilidad de poder rentabilizar lo invertido, compensando así las pérdidas de los proyectos fracasados con los beneficios obtenidos en los proyectos exitosos.

¿Hay financiación para Startups españolas en Europa?

Startups

La financiación en Europa ha crecido de manera asombrosa, en los últimos años, hacia empresas en su momento de arranque. Desde inicios de 2015, el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) y los distintos fondos de capital de toda Europa han establecido acuerdos de inversión de más de mil millones de euros.

El Fondo Europeo de inversiones forma parte del Banco Europeo. Apoya a micro Pymes y a pequeñas y medianas empresas ayudándolas a obtener financiación. Fomenta objetivos de la UE relacionados con la innovación, la investigación, el desarrollo, el espíritu empresarial, el crecimiento y el empleo. Se sitúa como un importante oferente de garantías para las startups europeas a la par que en las micro-finanzas, invirtiendo en más de 500 fondos. Es el gigante en los fondos de capital de riesgo y de crecimiento en Europa sobre todo en los sectores de alta tecnología y en Venture Capital, o fase inicial.

El Vicepresidente de la comisión Jyrki Katainen, responsable de Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, afirmó en su intervención en el evento de Bruselas que: “El EFSI (Fondo Europeo de Inversiones Estratégicas) impulsa la innovación. El plan de inversiones para Europa tiene como objetivo proporcionar los instrumentos financieros que el mercado no está proporcionando hoy en día, para que Europa pueda invertir en su futuro. Esto es particularmente cierto para las PYME que carecen de financiación de capital en Europa, por lo que doy la bienvenida a la noticia de que el FEI ha alcanzado mil millones de euros en financiación de capital a través de EFSI”.

Bruselas opinó que estos acuerdos permitirán, a los gestores de fondos, invertir en startups, pymes y promotoras obteniendo una rentabilidad en el arranque de las mismas para realizar posteriores inversiones de capital. Algunos de los proyectos destacados en estos acuerdos son: una startup en Berlín que ofrece servicios a domicilio a través de una plataforma online; una compañía italiana del ámbito oftalmológico online, una británica establecida en Londres y una en Atenas de alquiler de software.

La inversión en startups en EEUU y Europa

La financiación a nivel mundial sitúa a Estados Unidos por encima de la media mundial en inversión en capital de riesgo para startups, tanto en fases iniciales como también en la de expansión. Aunque países europeos como Suecia o Bélgica muestran un mayor ritmo inversor. En España, valorando el PIB nacional, se denota que la inversión en capital de riesgo es comparable con la de otros países desarrollados, pero distante a los países más poderosos. El mercado financiero europeo no está todavía tan desarrollado como el estadounidense, achacándose esto al miedo de no rentabilidad su inversión.

Los datos que damos a continuación son del informe Web Capital Riesgo de 2015: “La financiación de Startups en España”.

En España se produjo un aumento de la inversión en 2014, de cerca de 100 millones de euros en la inversión de entidades de Venture Capital, incrementándose con el paso de los meses. Este incremento estuvo relacionado, casi a su totalidad, con la aportación de fondos internacionales que invirtieron unos 153,5 millones con un incremento del 169% en el último año. La mayor parte de la inversión se concentró en Scytl, que sobresalió como inversión destacada del año por el volumen de recursos atraídos.

Esta empresa se caracteriza por ser una compañía de voto electrónico y tecnología electoral; la ronda de financiación se situó entre las tres más importantes de toda la historia de España gracias al desembarco de los fondos internacionales Vulcan Capital, SAP Ventures, Vy Capital, Adams Street e Industry Ventures.

Startups

¿Cuánto invirtieron los fondos internaciolanes en España?

El volumen de inversión de fondos de Vulcan Capital representó el 10% del conjunto de inversión de Capital Riesgo en España (3.465 millones de €) y el 77% de las empresas en las que se invirtió en 2014, información recogida en el informe anual de ASCRI. El pasado año invirtieron, en España por primera vez, 14 fondos internacionales: Adams Street, Al- tPoint Capital, Connect Ventures, Delta Partners…

Los inversores privados más activos fueron Caixa Capital Risc, con 46 operaciones, Kibo Ventures e Inveready. Entre los inversores públicos destacaron Gestión de CR del País Vasco, Extremadura Avante Sodena y Sodicaman. Por último, entre los inversores internacionales sobresalieron Idinvest Partners  y Accel.

Por último, mencionar la existencia de nuevos fondos de inversión para la inversión futura como los fondos FOND-ICO, que por el momento aun no se han gastado.

En base a esto, hay algunos expertos que piensan que ya hay demasiado dinero en el sistema financiero y otros que es insuficiente, el tiempo dirá que mejoras podremos llegar a conseguir a partir de estos nuevos fondos. Gracias a estos fondos habrá, al menos, financiación durante los próximos dos años, por lo que esperamos ver un crecimiento en el número de nuevas empresas españolas así como una gran expectativa de aumento de inversión extranjera en el próximo año.

Artículo escrito por la periodista: Alba Fernández Fernández

Twitter: @Buchiff