Deducciones fiscales en i+d+i

Deducciones fiscales en I+D+i

¿Qué son las deducciones fiscales en I+D+i? ¿Sabes cómo conseguir aplicarte estas deducciones fiscales en I+D+i? Una deducción fiscal en I+D+i es una excepción fiscal, es decir, una reducción en el pago de tributos al Estado; cuyo objetivo es animar o incentivar la realización de ciertas actividades. En el ámbito de las deducciones fiscales en I+D+i, las deducciones fueron introducidas por el Gobierno de España en el año 2004 y se encuentran reguladas por el Real Decreto Legislativo 4/2004 del 5 de marzo, concretamente en el artículo 35 de la ley. Estas tienen como propósito fomentar el modelo productivo español y ayudar en el avance y mejora de la competitividad mediante la innovación.

Pero, ¿qué considera el Gobierno español como investigación?, ¿y como desarrollo e innovación?

Deducciones fiscales en i+d+i

Deducciones fiscales en i+d+i

Investigación relativa a las deducciones fiscales en I+D+i

La investigación se entiende como la búsqueda planificada cuyo objetivo es descubrir conocimientos nuevos o mejorar la comprensión de un tema concreto en el ámbito científico.

Desarrollo tecnológico

El desarrollo se comprende como la puesta en sí de los resultados de la investigación o de los conocimientos obtenidos para obtener nuevos materiales o productos o para diseñar nuevos procesos o sistemas de producción. Es decir, se trata de poner en práctica lo aprendido en la investigación.

También se considera investigación y desarrollo la creación de un nuevo prototipo no comercializable y los proyectos piloto, siempre que estos no tengan como fin la aplicación en ámbitos industriales o comerciales. Al igual, se incluye la invención de muestrarios destinados a la formación e introducción en el mercado de nuevos productos (aquellos cuya novedad sea esencial, y no solo formal o accidental). Por último, en estos términos se encuentran también aceptados la creación de softwares avanzados que lleven a un progreso significativo, o aquellos destinados a facilitar el acceso a las tecnologías al colectivo discapacitado.

Deducciones fiscales en i+d+i

Deducciones fiscales en i+d+i

Innovación tecnológica

Se considera innovación tecnológica todo aquel esfuerzo, actividad o acto  que se constituya como un avance en el ámbito tecnológico para la obtención de bienes, procesos de producción o mejoras por encima de lo ya existente y que sean diferentes a ello.

Todo aquello que no suponga una novedad científica o tecnológica de gran valor quedará excluido de estos conceptos.

Por tanto, podemos entender que el Estado apoya la búsqueda de nuevos conocimientos y productos para el avance de la sociedad en todos los aspectos, y trasmite su apoyo  a través de la facilitación del pago de tributos a aquellos emprendedores cuyo objetivo de investigación supone normalmente unos costes económicos muy altos, al igual que un nivel de riesgo elevado. O sea, el Estado invierte en investigación; el Estado le echa una mano a los emprendedores para que se animen a llevar a cabo su proyecto.

Así, podemos entender que estas deducciones fiscales suponen un esfuerzo que en realidad conllevan un bien que beneficia a la sociedad en general, para que avance hacia el futuro y mejore sus carencias o problemas.

Ahora bien, concretamente, ¿en qué afecta estas deducciones en el pago de tributos a los emprendedores?.

Beneficios empresariales de las deducciones fiscales en I+D+i

Las empresas pueden recuperar hasta un 42% de la inversión que han realizado en I+D, y en Innovación tecnológica pueden recuperar hasta un 12% de lo invertido. Aún así, tienen impuesto un límite de cuota. Este límite supone un 50%. A pesar de ello, las deducciones se pueden acumular en concepto de crédito fiscal y pueden ser aplicadas en un plazo de 18 años.

Esta deducción es compatible con las ayudas públicas y, pese a que El Estado reduce el pago de tributos, este no interviene en el proyecto; es decir, sigue teniendo total autonomía.

Por otro lado, se le asegura una total seguridad jurídica pues la entidad recibe un Informe Motivado o Acuerdo Previo de Valoración donde se establecen los términos del acuerdo. La deducción acordada no podrá superar los 5 millones de euros al año.

Esto supone una oportunidad para cualquier emprendedor que tenga una idea o quiera conseguir un objetivo en el ámbito de la Investigación, Desarrollo e Innovación tecnológica. Tiene la posibilidad de lanzarse a esta aventura de la investigación sin miedo a perder dinero o no conseguir su propósito.

Deducciones fiscales en i+d+i

Deducciones fiscales en i+d+i

Artículo sobre deducciones fiscales en I+D+i , escrito por la periodista: Marina Alcázar Ayala

 

 

 

 

Ayúdanos a crecer, ¡compartiendo!Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Buffer this pageEmail this to someone
0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *